Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2014

Bella y cruel

He comenzado mi propia guerra silenciosa. Sencilla. Segura. Soy la que se levanta de la mesa como los hombres sin volver la silla a su lugar ni recoger el plato. -Sandra Cisneros, La Casa en Mango Street-
Recuerdo la caja pegada con girasoles que le hice, los chocolates que le di, los bizcochos de zanahoria que le regale y le prepare con mi mama, las postales que nos regalamos cada mes de estar juntos. El traje azul corto con el marco abierto y lazo en la espalda que use para su graduación. Los boleros de los 80 bailados en las marquesinas, todos en inglés. -Creía que me amarías por toda la vida-. Las bodas y quinceañeros a los que asistimos.
Tus juegos de basket, la canción de los Beatles que siempre me ponías al buscarme en el carro gris y vino. Tu papá y mamá esperando mi visita y abriéndome la puerta de tu casa. La vez que me llevaste a tu cuarto para enseñarme las letras de canciones que habías escrito. El bajo marca Fendi que aún tocas. El número 10 y la medalla del Sagrado Corazón que me diste, por que a tu cuello le causaba duda. La vez que de sorpresa me llevaste al mar, pasando por los flamboyanes y palos de mango, para subir y bajar la cuesta y ver el mar enmarcado.
Lo anterio…

poema hecho canción -el mapa de mis descansos-

En el 2007 escribí este poema producto de un taller para la mujer. Una mujer nos calcaba la silueta, y luego una dibujaba lo que quisiera. Yo dibuje este mapa que hice poema, y ahora es canción. Gracias a la voz de mi hermano y a sus manos por esta música. 


el mapa de mis descansos

tengo 4 heridas
y mares de agua salada
por cada una de ellas:
(1) las heridas de la domesticación
(2) las heridas de mis palabras
(3) las heridas de mi corazón
(4) las heridas de mi sexo.

tengo cuevas subterráneas
y una playa adentro
que sólo algunos pueden ver.

tengo un sol en mi pecho
que calienta mi ser.

tengo una estrella dorada en mi frente
que alumbra las heridas y las seca,
que me muestra el camino.

tengo alas-hombros
y unos pies llenos de verde-lodo.

tengo una espiral,
en lugar de un corazón;
y un árbol
en el que quiero descansar.

tengo valles y planicies 
llenos de sembradíos.