negociación con la felicidad

la alegría y la felicidad no es lo mismo, eso me dijo mi editor. una era un proyecto, algo que uno se proponía alcanzar; la otra era una decisión. por lo imposible creo que he perdido estas, o tal vez por mi imaginario de lo que debe ser el amor es muy alto. deje de sentir esto al lado de un hombre hace tiempo y siempre rebusque lo que podía ser un buen amor. sigo en ocasiones con las preguntas mientras balanceo el vacío y hago acuerdos con él. cuando me cacho preguntándome busco no comprender. ahora pienso que la alegría y la felicidad están en mí y que si las cultivo seré felíz a mi lado. me gozo el momento de estar a su lado cuando estoy conmigo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

See you soon