TODO TIENE SU TIEMPO

Hay algunas lecturas que me tocan mucho. Esto es un pasaje-lectura de la Biblia que desde que lo leí me enamoro. A mí de da paz en tiempos de transición. Namasté!

Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol: un tiempo para nacer y un tiempo para morir, un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado; un tiempo para matar y un tiempo para sanar, un tiempo para demoler y un tiempo para edificar; un tiempo para llorar y un tiempo para reír, un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar; un tiempo para arrojar piedras y un tiempo para recogerlas, un tiempo para abrazarse y un tiempo para separarse; un tiempo para buscar y un tiempo para perder, un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;

un tiempo para rasgar y un tiempo para coser, un tiempo para callar y un tiempo para hablar y un tiempo para amar y un tiempo para odiar, un tiempo de guerra y un tiempo de paz.

¿Qué provecho obtiene el trabajador con su esfuerzo? Yo vi la tarea que Dios impuso a los hombres para que se ocupen de ella.

Él hizo todas las cosas apropiadas a su tiempo, pero también puso en el corazón del hombre el sentido del tiempo pasado y futuro, sin que el hombre pueda descubrir la obra que hace Dios desde el principio hasta el fin.

Comentarios

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

Muévete y el camino aparecerá