perdóname las flores

¿soy florero?

¿soy vaso?

en mí el agua
hace de las suyas

cuando ríes
las hojas
o tus labios
enseñan el marfil de tus espinas
y el capilar azul de una rosita húmeda

bébeme

o escúpeme en mi surco
esa agua ardiente

como un antiguo rito
degüéllame animales:
puede ser un cordero
puede ser una mosca
quizá coral marino
puede ser una abeja
que me endulce de miel
para tus besos

ahh...entonces

mi vaso partirá su grieta más hermosa
la más hiriente
para vaciarse en tus oídos

y un mal sabor
por haberte cortado
para que vivas
en este tiempo mustio
en su rocío sangrante
ahora justo ahora
que ni sirves de adorno

-ni siquiera este aire
que me hala de la oreja,
me remuerde

poema de Nora Dávila, en su libro Viaje y viraje

Comentarios

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

See you soon