un nuevo diario

comienzo con decir que serenidad y el mar me recuerda a casa. casa que un hogar es distinto. afirmo no querer regresar a la tristeza, ni ser plegoste de mi misma estático. quiero ver gritar lo que hay dentro de mí y que salga de manera salvaje. tanto comodísmo no soy yo.

anhelo escuchar las voces que silenciaron mi ser, y decirles -que abrán la puerta, que aquí voy a escucharme y a ser diferente-. a ser las voces hermosas, chillonas y curiosas que habitan en mí.

Comentarios

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

See you soon