ALMA

Quién Soy

Yo soy luz, emoción, energía positiva, calma, paz. Actuo desde la paz, doy luz y confianza, apoyo. Confío, me siento tranquila porque soy hija de Dios.

Qué hago

Comparto con mis semejantes esa luz, momentos de paz. Ayudo con mis talentos, aporto con mi presencia.

Cómo me siento

En paz, conectada, feliz. Capaz de sobrepasar las limitaciones, sosegada. Confiada de que no tengo que hacer nada solo ser el Yo que Soy en el Ahora.
----------------------------------------------------------------------------------

12/ marzo/ 08

Gracias mi Dios porque tú te manifiestas de infinitas maneras, a través de un libro, unas palabras, una llamada telefónica, un pensamiento, un sueño, un email. Eres tú mi Dios hablándome, tratando de alcanzarme.

Hace días mi Dios que quiero confesar que soy una controladora con el tiempo, que trate de escapar de el y agitarme, agonizarme con deberes, ilusiones, pensamientos que saltan de un lugar a otro en busca de una razón. He reconocido esto en mayor o menor escala a lo largo de mi existencia, pero en este viaje-estadía-vivienda en Chicago me he dado mucho más cuenta de esa impaciencia por el tiempo. ¿Y cómo se puede alcanzar la verdadera Paz con tanta impaciencia?, si la Paciencia es la Ciencia de la Paz. Creo que otras personas alrededor se han dado cuenta de ello y algunas me ceden libros, se ríen internamente o suspiran cómplices cuando me ven en sumergida en esta parte de mi humanidad.

Alex, Arantxa y otros seres de luz me hablaron el otro día. Mi mente no podía entender porque se encontraba en el mismo lugar (estado emocional) incapaz de cederle el paso a mi Alma. Por eso perneaba tanto conflicto porque no estaba en balance, estaba bloqueada. Buscaba la salida para que mi ser volviera a experimentar el alma y sentir lo que es. Era una sensación, un acto de alimentar la imaginación y no un pensamiento de la razón. Había que salirse de la Mente (gracias a Alex por recordármelo).

Entonces recomendada por estas palabras con Alex, comencé a escribir lo que Yo Soy que Ya Soy, lo que hago, cómo me siento en palabras simples no en una acción concreta en busca de identidad. Porque Ya Soy lo que Soy, Soy Hija de Dios, y esto lo siento pero que difícil se le hace a la mente no ir a buscar identidades afuera.

Esta noche-madrugada me he desvelado, no he podido pegar un ojo. Llevo días acostándome con innumerables pensamientos en la mente que no la hacen descansar. La mente siempre esta haciendo algo, como transcribió Neale Donald Walsch en sus Conversaciones con Dios. Repasaba todos los pensamientos y acciones del día, todas las posibilidades infinitas, toda la ilusión, miedo, ansiedad o paz que ha experimentado en 24 horas. Vaya que es mucho!

Como no podía dormir cogí el libro de Liz Gilbert Eat, Pray and Love y parece que los capítulos me hablaron directamente, por eso mi urgencia de reconocimiento de mi impaciencia y mi interés de una experiencia trascendental con Dios. Eso abunda en la superficie y es un factor medular que quiero atender porque si no este me seguirá persiguiendo-mortificando toda mi vida.

Llegó a este pensamiento luego de haber comenzado a experimentar nuevamente las sensaciones de mi alma, lo que Yo Soy que Soy. En este estado comienzo a desapegarme de los resultados y mi mente le sede el paso al alma y comienza a aclarar las sensaciones y el panorama.

De repente defino un área de búsqueda (editoriales ong, imprentas, internados) y comienzo a ver nuevas posibilidades que no había pensado. Un universo de retos se abre ante mí. Como dice Alex: llegar a la iluminación conlleva sacrificio y no conozco a nadie que lo haya hecho en la comodidad. Digo esto porque me debato mi movimiento a Chicago, mis resultados y aprendizaje y mis posibles salidas: un viaje a hacer parte del camino de Santiago (encuentro con Dios) un internado-trabajo-aprendiz en una imprenta (diversos estados), un regreso a Puerto Rico, una estadía de intentos más en Chicago.

Yes, yes, yes I do. Se define la montaña y comienzo a afirmar mi visión: tener un taller-imprenta-encuadernación en Puerto Rico. Eso es lo que siento y para eso quiero trabajar.

Ahí mi mente y mi alma tienen un debate entre la impaciencia y la tenacidad y cómo alcanzar el punto medio en balance. A eso he llegado al menos hasta hoy: a conectarme con mi alma, a definir mi montaña, a reconocer mi impaciencia, a intentar no controlar mi destino ni los resultados.

Reconozco que busco una experiencia mística para experimentar la grandeza, el amor y la mano de Dios y que lo pongo en nuestras manos para que pueda sentir esto en cada momento.
----------------------------------------------------------------------------------

14/ marzo/ 08

Nuevamente me desvelé unas horas, tome el libro de Eat, Pray and Love y ahí me sigues hablando a través de Liz…

“I’m tired of being a skeptic. I’m irritated by spiritual prudence and I feel bored and parched by empirical debate. I don’t want to hear it anymore. I couldn’t care less about evidence and proof assurances. I just want God. I want God inside me. I want to play in me bloodstream the way sunlight amuses itself on water”

!Qué bello Liz! Gracias!
--------------------------------------------------------------------------------

Dormí bien, me levanté recordando esta oración escrita por Eckhart Tolle en su libro La quietud habla.

Para recordar la verdad y volver a casa:

Yo no soy mis pensamientos, emociones, percepciones sensorias y experiencias. Yo no soy el contenido de mi vida. Yo soy vida. Yo soy el espacio en el que ocurren todas las cosas. Yo soy consciencia. Yo soy el ahora. Yo soy.

Comentarios

Sandra Becerril ha dicho que…
Creo que sí se puede ser feliz con esa ansiedad... yo acabo de ir a Chicago y regresaré en un par de semanas... no sé qué pase, pero leerte me ha inspirado mucho...

saludos!
Ofrenda Poética ha dicho que…
saludos sandra, gracias por tu comentario y no excluyo de que se pueda ser felíz con esa ansiedad. solo es que hay que mantener bajo control a la mente para que no produzca la misma y se salga fuera de control. si vienes por chicago y no sabes que pasa, te puedes comunicar conmigo... gracias por pasar por aquí y así de este modo conocerte.
Raquel Z. Rivera ha dicho que…
Me encanta eso de que la paciencia es la ciencia de la paz. tan simple y tan difícil (a veces) de poner en práctica.

Muy conmovedor como describes tu desvelo. Ufff... lo entiendo muy bien.

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

Muévete y el camino aparecerá