3 de febrero de 2008.

ayer soñe contigo.

estaba con un grupo de hombres y mujeres en un lago, y había una barca frente al mar. en la orilla de la playa dos hombres tejían y hacía un nudo, mecían de lado a lado la barca. era un sonido hermoso como el agua de un río cuando baja por las piedras. el color de la barca era puro: crema-hueso. entre los hombres estabas él. yo pasaba caminando y me detuve para escuchar la sensación del agua. venía respirando el paisaje, oyendo el sonido de los pájaros; cuando vi esto me pareció hermoso. me detuve a observar el acto del tejido, el movimiento, el sonido del agua. entre los hombres estaba él, observaba, sentía y admiraba lo mismo que yo. observaba el agua, la sentía, y al tejido, los sonidos. yo me fui acercando al grupo, entonces lo vi, le toqué el hombro, le di un abrazo. mis pies se pusieron en puntas para alcanzarlo e inmediatamente bajaron para abrazarle la cintura y su pecho, alturas mucho más cercanas a mí. entonces alguien vino y nos pregunto -¿todavía la quieres mucho?- y él dijo: -todavía la quiero mucho más a ella, pero ella también me quiere mucho más a mí-. y yo dije que sí con mi mirada y afirme con mi rostro que hico un movimiento hacia abajo y hacia arriba. me abracé a sus brazos, me quedé sintiendo la plenitud, el amor. entonces me moví y seguí caminando. fueron pocos segundos que me parecieron eternos. pero la sensación, esa sensación la guardo en mi pecho.

Comentarios

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

See you soon