memoria sobre memoria

es el ayer la memoria que nos persigue.
la memoria es el ayer que nos persigue.


memoria sobre memoria es una serie de 9 poemas inspirados en los recuerdos, los hilos y fragmentos del pasado. partiendo del ayer de aquellos ancianos a quienes visitamos; escribí estas memorias, mis memorias, que recrean mi memoria sobre aquello que aconteció. ofrecimos parranda en 22 centros, hogares y/o asilos, en los municipios de Cidra, Toa Alta, Utuado, Río Grande, Mayagüez, Morovis, Ponce, Río Piedras, Sabana Grande, Guaynabo, Florida, Corozal, San Lorenzo, Hatillo, Yauco, Patillas, Coamo, San Sebastián, Guayanilla, Aguadilla y Caguas. estos poemas se los dedico a Melvin, José, Sonja y Laura.

a Mijo de la Palma: Melvin, José, Sonja, y a Laura

de tierras lejanas venimos
para invitarte a creer,
somos arena unida
por el hilo del viento.

una pausa/ una decisión
a creado este hechizo.
(y roto
otro).

¿de dónde nace esta fuerza
que abunda en el corazón de los que aman…
este el momento presente?
¿cómo se explica que hemos venido de mares distintos
haciendo pausas más grandes que la vida?

la vida constituye este momento,
y la memoria es el ayer que nos persigue.


(1)

pequeño
lleno de risa y corazón en cama
allí estaba la memoria
la mano amiga tendida.

dos o tres sillas durmientes
un personaje que bailaba…
y nosotros,
[ellos y nosotros] llenando el corazón
el espacio relleno de escaleras, cuartos y camas.

dos pisos llenos de memoria
un señor lleno de magia,
el mismo señor que baila
y cuida a las ancianas,
el que sabe que le da vida a todo
el que asume la carga.

(2)

más lujoso que ninguno conocido hasta ahora
prepotencia es la palabra

luces opacas
dictadoras
la opresión en las masas
una risa ingenua se asoma
rostros llenos de timidez y miedo
y rabia;
[escribo estas memorias para que no se me olvide la rabia].

ni la maraca
ni la guitarra
asomaban sonrisas válidas;
duele saber que el entierro vive en cuatro patas.

[nosotros en silencio
llegamos
a la misma mirada].

(3)

amplio-
verde
lleno de vida;
los rostros dieron esperanza
para este corazón nuestro.

un remolino de curvas
se lleno de magia,
como ellos.

poesía
güiro y prosa esculpidos
hicieron ofrenda.

[mijo siendo profecía
escucho revelaciones de las voces de otros].

(4)

eran pocos afuera
debajo del árbol,
la madre, el esposo y la hija
de generación en generación
bajo la cuesta.

Sofía, recuerdo bien a Sofía.

abundan niños por el piso,
hermanos gemelos.

leemos poesía
hacemos poesía del fondo.

demasiada luz;
gafas para esta ráfaga de viento.

extendimos el tiempo
que para ellos parece eterno.

(5)

en un asilo de monjas
lleno de camas públicas
duermen- hasta morir- los ancianos sin dinero.

hemos entrado en el tiempo,
células de recuerdos afloran:
una recuerda cantar “bésame”
y se esfuerza a des-tono,
otra que es poeta
sólo reconoce que alguna vez escribió.

salones rellenos de cuerpos encamados;
sí los he mirado a los rostros:
muchos en posición fetal
otros haciendo como niños,
todos
con su juguete en la mano.

(6)

en un cdt lleno de puertas
bailaban con maracas
las que te sacan la sangre,
esas mismas que te cantan al oído la verdad,
llenándote el cuerpo de aceites.

todos violamos el tránsito
para cantarle a un doctor y sus pacientes.
[un guardia gandul
diviso nuestro meollo].

salimos airosos
sin boleto
de vuelta.

(7)

desinformados del sonido
llegamos a un hogar lujoso.

con lápiz labial rojo
se mecían
la madre y la hija rica;
[todas riéndose a destiempo
llenas de pudor].

Laura las hechiza con sus caderas,
mientras yo intento hacer silencio con la poesía.

tambores de ejemplo suenan,
señoras y señores enmohecidos
sacan sus trajes y chaquetas
para recordar la danza de la vida.

pudimos cantar y bailar
en el tiempo.

(8)

desde san juan
hasta sabana grande
es mucho el verde y las montañas.

llenos de alegría estaban los lucidos,
esperaban atentos
dispuestos a cantar.

hubo de todo:
baile, humor y risas,
poesía y música de fondo;
mientras un nuevo coro sonoro
nos enseñaba el cierre:
“brujería, brujería
tú vas acabar con la vida mía”.

nos despedimos pensando
que esta había sido la mejor.

(9)

mujeres
alrededor del micrófono
competían
por la atención;
todas llenas de talento,
algunas mal utilizado.

hombres sedientos
abundaban las sillas;
alguno valiente
se atrevía
a estar detrás de ellas.

no hubo espacio para lo planificado
entre voces vozarrones
por poco se forma un motín
y todos nos quedamos sin camisa.

[cuerito entre medio para la ansiedad].

Comentarios

Hoy, artista ha dicho que…
Entiendo la visión de los ancianos, medio vivos, medio muertos, esperando nada. Es triste y no debería ser así. Lamentablemente es esta la sociedad que hemos heredado. Y me pregunto, qué podemos hacer para mejorarla, cuando también hemos heredado la crisis, un mundo en el borde del desastre. Pero quiero pensar que hay esperanza y que tal vez, con el arte y con el amor, podemos promover un cambio que los que siguen puedan sostener. Sueños, pero por dónde se empieza?
Ofrenda Poética ha dicho que…
tanya: la experiencia con los abuelitos fue bien fuerte. muchos tenian vida, otros la sostenían, otros no. pero nuestro deber, nuestra gratitud era sus sonrisas, saber que en 45 minutos su mundo se llenaba de recuerdos gratos y que el hilo de su memoria en algunos hacía click. sabes, ver esa luz en sus rotros era una maravilla. hacer aquel bailar, al otro sonreir o llorar, aquel tocar un instrumento....la tristeza llegaba cuando te ibas y sabías que muchos de ellos volverían a su rutina no muy agradable, mientras otros compartiendo sostenían la esperanza.

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

See you soon