guardar mi corazón para darme


debo guardar mi corazón
en una capa verde,
cubrirlo de miel
para que con la ausencia no resbale;
que otros sean los que se humedezcan en este polen
y nos jactemos del pan que aquí abunda.

no he de alimentar a quién no tiene sed
ni he de amamantar a nadie,
mucho menos a quién camina jugando conceptos;
incluso ni a la parte de mí que pide atención,
que reclama ser necesitada.

debo llenarme de respeto,
primero yo he de respetarme,
controlar el límite;
pirañas salpican este corazón
que deje abierto
a las bocas de otros.

he de darme- a trozos- a quién quiera recibirme
para que la pulpa no se extingue;
también he de recibir a cambio
puro amor.

cuando esto se haya dado,
cuando no necesite a nadie:
podré ayudar al que lo necesite
podré dar al que lo ande buscando
podré amar a quién quiera ser amado.

Comentarios

Entradas populares de este blog

una oración a Dios de Mahatma Gandhi

libertad

Muévete y el camino aparecerá